dijous, 14 de juny de 2007

En nombre del padre


Acabo de tornar a veure la película En nombre del padre i, evidentment, m'ha emocionat i m'ha portat a pensar en la Núria Pórtulas, els tres de Gràcia i altres persones empresonades injustament. I, També, en les persones que neguen aquests fets, que justifiquen kubotans i que afirmen que vivim en un món de fades (en el qual no hi ha clavegueres policials).

Jim Sheridan ha dirigit dos films relacionats amb el conflicte a Irlanda del Nord. El primer, En el nom del pare (1995), és la recreació fidel de l'anomenat "cas dels quatre de Guilford", en el qual quatre persones innocents i sense cap vinculació directa amb l'organització terrorista IRA van passar quinze anys a la presó per un atemptat que no havien comès.

Rerprodueixo un text d'un blog anomenat Diamons on the inside:

En 1974, el Ejército Republicano Irlandés (más conocido como IRA) puso una bomba en un pub de Guilford en el que murieron cuatro soldados y un civil. Fueron condenados por aquél atentado Paddy Armstrong, Paul Hill, Carole Richardson y Gerry Conlon (conocidos como los cuatro de Guilford) cuya única culpa fue ser irlandeses y estar en el sitio equivocado en el momento equivocado. Otras siete personas -el padre de Conlon, Giuseppe, y seis miembros de la familia Maguire- también fueron injustamente condenados en relación a la ofensiva terrorista de aquellos momentos y fueron conocidos como los Siete Maguire.
Todos fueron encarcelados después de que la Policía consiguiera confesiones con procedimientos ilegales. No fue hasta 1989 que un Tribunal de Apelación de Londres anuló las sentencias de los cuatro de Guilford y en 1991 el mismo tribunal también anuló las sentencias de los siete Maguire aunque Giuseppe Conlon murió en la cárcel en 1980 defendiendo su inocencia. Y sólo fue a principios de este año cuando Tony Blair en nombre del gobierno británico pidió oficialmente perdón a los once implicados.
El caso es considerado uno de los peores errores judiciales del Reino Unido y despertó la atención internacional con la excelente película "En el nombre del padre" en la que Daniel Day Lewis interpretó fantásticamente a Gerry Conlon.

Esta cita corresponde al momento en que Gerry es, por fin, declarado inocente:
"Soy un hombre inocente, he pasado quince años en prisión por algo que no cometí. Ví morir a mi padre en una prisión británica por algo que no cometió. Y este gobierno sigue diciendo que es culpable. Quiero decirles que hasta que mi padre sea probado inocente, hasta que las personas implicadas en este caso sean probadas inocentes, hasta que los culpables sean llevados ante la justicia... seguiré luchando... ¡en nombre de mi padre y de la verdad!"

Por otra parte, quiero poner otra cita de la película (esta de la abogada defensora Gareth Peirce -interpretada por Emma Thompson-) a todos aquellos defensores de la pena de muerte...
"Uno de sus colegas, señoría, el que se sentó donde esta usted ahora dijo: "Me pregunto porque no han sido acusados de traición a la corona cargo que conlleva la pena de muerte por ahorcamiento, una sentencia que no hubiera tenido ninguna dificultad en aplicar en este caso"".

4 comentaris:

Tondo Rotondo ha dit...

Molt bon film!

Què n'aprenguin Montilles, Sures, Carods i Masos... La llibertat no es guanya a cops d'engolir canapès i beure copes de cava català.

"o moço da bodega" ha dit...

També vaig assistir aquesta pel.lícula. Tota lluita per l'alliberament d'un poble, és per si només, justificável.
Una abraçada, amic de la pau.

Josep Maria ha dit...

Gràcies pels comentaris, amics.

Té la mà Maria ha dit...

evidenment aquesta pel.lícula i l'altre son un gran ejemple de que tots els països oprimeixen als mes húmilts

contra la dictadura la literatura !!