diumenge, 21 d’octubre de 2007

El párroco de San Carlos Borromeo dice que lo ocurrido en Cañada Real es por políticas de imagen de las administraciones


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Uno de los párrocos de la Iglesia de San Carlos Borromeo, Javier Baeza, afirmó hoy que lo ocurrido esta mañana en la Cañada Real se debe a las "políticas de imagen" de las administraciones, quienes no emprenden medidas reales de integración y vivienda para las clases más desfavorecidas.
"Las imágenes que hoy hemos visto son aterradoras, con un nivel de violencia flipante,... Entre estas imágenes, y las persecuciones que se ven por televisión en las favelas de Río, no hay mucha diferencia", lamentó Baeza.
A su juicio, los desalojos son soluciones tan precarias que sólo llevan a más exclusión y a más enfrentamiento social. "Ahora tenemos que analizar qué podemos hacer. Habrá que acogerles en nuestras casas y luego nos dirán que tenemos pisos pateras...Porque la alternativa a las infraviviendas es dormir al cielo raso", consideró.
El párroco de la denominada 'Iglesia roja' de Entrevías, que también colabora con población musulmana, dijo comprender la indignación de los vecinos y que los agentes de Policía "son unos mandados", pero hay consideró que hay que preguntarse si los afectados por el desalojo hoy "son una población tan absolutamente peligrosa".
"Todo deriva de políticas más de imagen que de preocupación real por la vida de las personas. Hay familias que llevan viviendo aquí más de 20 años, y se pasa a desalojar de manera bestial únicamente por la vía policial, sin respuesta social. Es llamativo", añadió.
Baeza apuntó que "ni siquiera los trabajadores sociales del Ayuntamiento han podido acceder a las viviendas afectadas" porque "la Policía no les ha dejado pasar". "Es una situación muy desbordante,... se dan casos en los que una mujer con 12 hijos, que lleva cinco años viviendo en este lugar, y que tiene todos los dosieres positivos de las administraciones para lograr un piso, le dicen que no se lo pueden dar porque no tienen viviendas para alojar a tanta gente", explicó.