diumenge, 27 de gener de 2008

Procès 18/98 - Sabino Ormazabal


Fa dies vaig penjar un post relacionat amb el sumari 18/98 i, més concretament, amb Sabino Ormazabal, encausat en aquest procés i, malgrat el seu compromís (o potser per això) amb la noviolència i la desobediència civil i malgrat la seva oposició a ETA, condemnat a nou anys de presó. Ara es troba en llibertat sota fiança a l'espera de la resolució del Tribunal Suprem que segons sigui suposarà el seu retorn a la presó.
Diferents persones i entitats ens vam solidaritzar amb ell i aquest és l'escrit que ens ha remès:

Carta de Sabino Ormazabal Elola a las personas que le mostraron su solidaridad

A todas las personas que os habéis interesado por mi situación.
Gracias. Muchas gracias.
No sé muy bien cómo expresar todo lo que he sentido y siento tras haber leído los más de 300 mensajes recibidos en sólo cinco días. En la primera detención en 2000 contesté a un escrito ecologista solidario diciéndoles que eran un sol enorme. En esta ocasión tendré que ampliarlo a la luna y a todo el firmamento. Pufff. Suena un poco hortera, es verdad, pero es así.
Ha sido francamente apabullante la respuesta. ¡De qué “marrón” se han librado mis colegas por mi puesta en libertad provisional! Y, como les han paralizado la campaña iniciada (igualmente por el momento), me piden que sea yo quien indique qué es lo que se puede hacer ahora.
La sentencia del 18/98 es una barbaridad, para la Fundación Zumalabe y para el conjunto del sumario. Nos acusan a los miembros de la Fundación de colaborar con banda armada por posibilitar que se debatiera públicamente sobre la desobediencia civil en época de tregua. La sentencia convierte a la desobediencia civil en instrumento de ETA y a nosotros en los instrumentistas.
Pero la sentencia no ilegaliza a la Fundación. La Fundación sigue funcionando. No tiene ninguna lógica -nada en este proceso tiene lógica alguna-
- Que con la misma acusación, haya gente sin haber sido procesada;
- Que entre los detenidos haya dos que no fueron procesados, incluso tras “comerse” un mes de cárcel uno de ellos;
- Que sólo un compañero, detenido y juzgado durante 16 meses, con las mismas “pruebas” inexistentes quede absuelto felizmente;
- Que, con las mismas penas, estemos otros cuatro en libertad provisional y el resto en la cárcel o en paradero desconocido.
No. No hay delito, y todos y todas deberíamos estar en la calle y libres.
Creo que la primera cosa es pensar en quienes se han quedado dentro. Cuando escribí el borrador de estas líneas puse que “Esperemos que el recurso interpuesto (contra el peligro de fuga) se vea en breve positivamente”. Sin embargo, este recurso para que salieran de la cárcel en la misma situación que la nuestra ha sido desestimado, según nos ha comunicado nuestro abogado. Y no sólo eso. Les han dispersado a centenares de kilómetros. A cada cual más lejos y en cárceles diferentes. Igual que hicieron con los jóvenes juzgados anteriormente. Los queremos aquí.
Segunda cosa, respecto a los que estamos fuera. Estamos en libertad provisional con una fianza de 20.000 euros. Tenemos que pasar dos veces a la semana a firmar y nos han retirado el pasaporte. Así estamos siete procesados en el conjunto del sumario. Se supone que hasta que se vea el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, que es cuando la sentencia ya sería firme. ¿Que cuándo será eso? Puede durar meses, ¿quizá un año? Depende del volumen de trabajo acumulado y de las prisas que tengan. Si el Supremo ratifica la sentencia se podrá recurrir ante el Tribunal Constitucional, pero mientras ingresaríamos todos en prisión.
Y aquí andamos dándole vueltas al recurso, a cómo plantearlo… Se admiten ideas
Una tercera cosa a comentar es cómo queda la petición a Amnistía Internacional para la consideración de preso de conciencia.
Otros compañeros de la Fundación Joxemi Zumalabe han mostrado interés en seguir la misma vía. Como tales presos de conciencia nos catalogaron más de 1.500 personas en las autoinculpaciones formuladas ante los juzgados en al año 2000, tras nuestras primeras detenciones.
Por mi parte, tengo pendiente de concretar fecha una reunión con Amnistía Internacional La sentencia la tienen en Londres, que es donde se analizan los casos. Por el momento, al no estar preso, no pueden declararme preso de conciencia. Es lógico.
Aunque sí podría ayudar que AI se pronunciara públicamente y en breve de una forma afirmativa sobre la petición.
Igualmente, hemos solicitado el pronunciamiento de la Internacional de Resistentes a la Guerra. Si alguien puede llegar a otras instancias, instituciones, estamentos de derechos humanos… que nos lo comunique y ya nos repartiremos el trabajo.
En cuarto lugar. Entre vosotras y vosotros hay gente que no me conocía anteriormente y solicitaba información. La puesta en marcha de la web www.sabinoormazabal.org puede valer para avanzar en ello, así como en la clarificación y en el debate necesarios que rodean a toda esta larga operación represiva. Quien pueda ayudar en este cometido, fenomenal. Quien tenga propuestas e ideas para continuar con esta iniciativa, que las diga.
En una próxima carta haré una lectura propia de la sentencia rebatiendo las acusaciones (que no las pruebas, pues estas son inexistentes)
Hay gente con ganas de hacer algo más. Hablémoslo. Podéis contactar con el grupo de apoyo en sabinoaskatu@gmail.com
Sabino Ormazabal Elola
22-01-2008
Podeu veure una entrevista amb Sabino al diari Público