dijous, 23 d’agost de 2007

Solidaritat amb el poble peruà

CENTRO LATINOAMERICANO DE REUS INFORMA....
>> Solidaridad con el pueblo peruano

Más de medio millar de muertos, 80.000 damnificados, infraestructuras destruídas, son parte del trágico saldo del terremoto que con epicentro en la costa peruana afectó Pisco, Ica y otras poblaciones al sur de Lima.

Hay problemas con la distribución de la ayuda que ha llegado en las últimas 72 horas proveniente de distintos países. En realidad, hay fuertes críticas al gobierno peruano por su lentitud y pasividad para tomar las medidas urgentes que requiere la necesidad de asistencia básica en alimentos, agua y medicinas, cobijo para los que perdieron la vivienda, reparación de infraestructuras básicas, previsiones antes las pérdidas de fuentes laborales,etc.

El Centro Latinoamericano de Reus, propuso que el próximo Mercat Solidari que realice el Consell Municipal de Solidaritat i Cooperació del cual forma parte nuestra entidad, sea destinado a recaudar fondos para los damnificados. En principio, la idea coincide con la intención de la regidora del área, Sra. Pilar García, pero la decisión definitiva se adoptará en el próximo pleno del Consell, el 5 de setiembre.

El Mercat se realizaría a fines de octubre próximo. Ya informaremos con más detalles.

El Centro inició gestiones con entidades hermanas de Perú, para garantizar la distribución de las ayudas entre los afectados por el terremoto. Hay contacto con la asociación de la radio comunitaria "La Achirana" para coordinar el tema.

Adjuntamos una breve nota de nuestra Agencia SERPAL, precisamente sobre las dificultades que afrontan los peruanos para recibir asistencia y ayuda.

>> Alan García responde a las críticas pidiendo a las ONGs y a la sociedad civil que "trabajen más" ( SERPAL )

Crecen las críticas a la pasividad del gobierno de Alan García con respecto a las necesarias medidas de emergencia para asistir a los damnificados por el terremoto ( pérdida total o parcial de viviendas, agua y alimentos para quienes carecen por completo de ellos, atención de heridos, pérdidas de fuentes de trabajo, daños en infraestructuras básicas, etc,)

En medio de ese panorama de creciente descontento, el presidente Alan García sigue haciendo apariciones y declaraciones ante la prensa. Las últimas, pronunciadas en Pisco, han levantado una ola de protestas.

En la sede del “Comando de Operaciones” en Pisco, Alan García pidió a la sociedad civil y a las ONG “que trabajen más” y admitió que el estado por sí mismo no puede atender todas las necesidades.

"Se ha dicho mucho que nuestro país es un conjunto de Organizaciones no Gubernamentales, de entidades de la sociedad civil". Ahora "es el momento en que la sociedad civil también trabaje en favor de los necesitados", añadió.

A una pregunta del enviado especial de BBC Mundo a Perú, Carlos Chirinos, sobre si las organizaciones civiles no están haciendo lo suficiente para ayudar a la reconstrucción, el presidente enfatizó: "No, todavía no están haciendo lo suficiente. Podrían hacer diez veces más".

García expresó que si algunos damnificados dicen que la asistencia no les llega es "porque tal vez esperan más ayuda".

Como es de imaginar, con este tipo de declaraciones Alan García ha logrado encrespar aún más los reclamos de la población y las críticas por la incapacidad gubernamental para atender las necesidades inmediatas de los pobladores afectados. SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa.

1 comentari:

Waipu Joan ha dit...

M'agradaia pensar que els organismes internacionals que tant es preocupen ara, facin una previsió de catàstrofes naturals futures i preparin la gent com cal. Si al Japó es poden preveure els terratrèmols i les estructures resisteixen, penso que les vides de les persones de les plaques tectòniques d'Amèrica del Sud tenen el mateix valor.
Aposto per la previsió.
salutacions