dilluns, 16 de juliol de 2007

Des d'Israel (3)

15 de juliol

Seguridad.

La de verdad. Bueno, eso es lo que nos quieren hacer creer las diferentes policias y gobiernos del mundo, que ofrecen seguridad. Dos muestras de como se interpreta, una la habeis vivido casi todos: cuando en el aeropuerto no te dejan entrar la botellita de liquido, sea lo que sea, ante la atonita mirada de cualquiera de nososotros que intenta explcar que solo hay jabon, o agua o la papilla del niño. Es igual, a ellos, los que se preocupan de nuestra "seguridad" les da igual, aunque lo hagan en nuestro nombre. Tampoco se preocupan cuando alguien que ha pasado el control y esta esperando escucha que no se puede entrar agua, o jabon o papilla... al aeropuerto, y le da al garante de nuestra seguridad una botella de agua llena. Y al presunto garante no se le cae la cara de verguenza, ni da aviso de que esta fallando la seguridad, ni emite un leve sonido de algo, que se yo!, que masculle algo!. Nada, a seguir revisando bolsas y requisando liquidos no escondidos. Esa es parte de su seguridad, que dicen que es la nuestra... Esto paso en el aeropuerto de Barcelona.
Os podeis imaginar, porque lo hemos escuchado y algunos vivido, que en Israel la seguridad es importante. Eso dicen y volvimos a comprobar ya que, en Madrid despues de separarnos y hacernos una preguntas sobre nuestro viaje y nuestras vidas, nos bajaron a un subterraneo por donde pasan todas las maletas que suben al avion de El Al ( la compañia israeli de aviones). Como debimos infundir sospechas, todo y nuestro cambio de look, decidieron revisar nuestro equipaje delante nuestro. Muy educadamente, eso si, es como se consiguen las cosas, no? con educacion. Es asi como vieron mi ropa sucia, la ropa interior, exterior y poca cosa mas... Tambien pasaron por todos lados una especie de escobilla que detecta cosas anormales o sustancias prohibidas. Al principio daba el pego, ahora bien, cuando se la pasaron por las zapatillas que el Adolfo traia directamente de Sanfermines ( sin lavar, of course) y el chisme ese no pito, la credibilidad sobre la seguridad quedo totalmente en entredicho. La seguridad de que?, nos imponen un falso modelo de seguridad, en ese descomunal y inutil esfuerzo que se lleva por delante derechos, dignidad, sentido comun, vidas... De momento parece ser que la evidencia de tanta falsedad no es suficiente acicate. Habra que seguir esperando.