dimecres, 18 de juliol de 2007

Toni des d'Israel (6)


Salut!!

Otra vez jerusalem...

Prometi hablaros de Jerusalem, pero no del que me gustaria hacerlo, del historico, de sus calles y su bullicio, de su multiculturalitad segmentada por tramos de barrio. NO. Hoy toca escribiros del Jerusalem que quieren ocultar detras de vallas de hormigon y cheks points. Como hacer que un ciudadano de Israel deje de serlo? pues poniéndole una frontera, así de sencillo. Desde hace varios años se esta elaborando una estrategia para segregar a 200 mil palestinos con carta de Jerusalem y por tanto con derecho para acceder a la ciudad a la que tributan sus impuestos. Como la estrategia avanza, el muro tambien. Esta vez, y es lo novedoso, separa carreteras, una para los israelis, otra para palestinos. Luegon no diran que no es apartheid.
Al tema. Hoy hemos ido al campamento del comité israelí contra la demolición de casas (ICADH), un campo de trabajo de 15 dias que se desarrolla en un barrio de jerusalem este ( ya os pasaré el nombre del barrio) y que consiste en volver a levantar una casa que los bulldozers israelís derribaron hace dos años. A este fin hay parapetados bajo gorras y cremas solares un@s 25 personas de muy diferentes lugares y edades, aunque lo mayoritario era el/la ciudadan@ estadonidense y bastante mayor de edad. Llevaban nuestros amigos dos dias de relativa calma y trabajo: mucho movimiento de piedras, desescombro; trabajo de peón de paleta, vaya, hasta que llegamos Carlos, Adolfo y un servidor. Fué llegar y desatarse la alarma... bulldozers en el barrio de al lado que parecia que se dirigian a una casa ya amenazada.
No os penseis que los israelís tiran las casa de los arabes de cualquier manera, no. Todo tiene su protocolo, como buen desalojo okupa, se me ocurre pensar. Hay juicios previos, citas previas, recursos previos... hasta el momento previo al derrumbe, con papeles, todo legal. La mayoria de veces son por irregularidades administrativas y, aunque de la casualidad de que esté en lugares estrategicos o tenga que pasar el muro de cemento por alli, no os dejeis engañar, en ningun papel oficial encontrareis esta "casualidad" aunque lo esteis viendo con vuestros ojos. Ya veis que la oficialidad y el poder funciona de formas muy parecidas around the world.
Después de una maniobra de despiste, no sabemos muy bien de quién, si própia o ajena, hemos visto que adonde iban a derribar era al lado de donde estabamos, a 200 metros escasos, la casa de unos beduinos que llevaban 20 años viviendo alli, en su casa, una construccion de unos 5 por cinco metros de una sola planta y con un terrenito alrededor. En un par de horas han montado el dispositivo militar y material ( máquina y operarios) y, con la seguridad de que la cruz roja estaba allí por si alguien se hacia daño, han tirado al suelo la casa.
También hemos ofrecido de testigos mudos una treintena de los llamados "activistas" o sea nosotros mas las vecinas y los niños que estan por todos lados. A parte de la tensión que genera una acontecimiento como el derrumbe de tu casa delante tuyo, los dos momentos más tensos se han originado entre los soldados israelis y los palestinos. Los internacionales eramos como invisibles, no nos dejaban pasar, pero poca cosa más, al contrario que a los palestinos que los han ido a buscar y a ponerse a su lado, en un gesto de pura provocación. Que grandes heroes tiene este ejercito que va a chinchar a una marabunta de niños de 6 a 10 años para liarse a mamporros y gases!!!.
Los niños han aguantado la compostura como unos campeones, y no estaba facil porque aqui hay piedras por todos lados! Solo cuando se han ido en sus 4x4 les han tirado piedras a lo que los heroes, armados hasta los dientes y protegiendose alguna neurona colectiva, han respondido con algun bote de gas.
Es tarde, me quedan en el tintero muchas cosas que me gustaria contar, por ejemplo el activismo en estas tierras, como se articula y se mueve. Cosa curiosa. El tema de las cárceles al aire llibre, esos reinos de taifas en los que se esta convirtiendo Cisjordania... Al igual que transmitiros como se respira por aqui, por una ciudad como Jerusalem, donde cambiar de calle significa hacerlo mucho mas que de nombre de via.
Salut per tothom, toni