dimarts, 17 de juliol de 2007

Des d'Israel (5)

Aquest missatge és anterior a l'arribada a Jerusalem. És del 15, diumenge, i l'arribada a Jersusalem fou el 16. Ok?

Domingo 15 julio.

Ultimo dia de Tel-aviv, de momento y hasta que nos vayamos. Podríamos decir que el dia es tranquilo, sin nada que hacer y no porque hoy sea domingo. En Israel el domingo es como nuestro lunes y por lo tanto vuelve a estar abierto el centro comercial del que el otro dia os queria hablar para que os imagineis las diferentes opciones de ver el futuro que puede tener una sociedad. Tranquilos que no voy a hablaros de capitalismo ni anti.
El centro comercial que esta al lado del hospital central de Tel-aviv es como los que pueda haber en Europa, o en Asia o en EEUU, cortados por el mismo patrón de edificio de nueva planta, con espacios diáfanos y abiertos dentro del edificio y lleno de decenas de comercios de todo tipo. Tal vez le falta un cine. La observación externa del centro produce extraneza ya que hay una explanada amplia pero que está acordonada y cerrada por vallas de plastico, limitando la entrada al centro por un punto de control donde hay un tipo con una raqueta detectora de explosivos y una pistola al cinto, que abre todos los bolsos, seas como seas, seas quien seas. De hecho no tiene que pedirselo a nadie, la gente ya va con el bolso abierto. Este centro comercial debe tener unos diez años, poquito despues de los acuerdos ( por decirle algo) de Oslo, una autentica estafa para los palestinos e israelis que pedian poco mas que paz. Resulta curioso que los arquitectos del centro comercial pensasen en un futuro no muy lejano con grandes explanadas abiertas, puertas giratorias por donde la gente pasase sin ser cacheada constatemente, sin puntos de control armados. Sin duda lo pensaron porque asi lo diseñaron y lo construyeron. Aun no lo han podido inagurar tal como lo idearon, supongo que tambien fueron estafados, aunque en mucha menor medida, pero da que pensar que si, gente tan "preparada" y conocedora de la situación, fué engañada por sus politicos que no ha pasado con los ilusos, desconocedores y personas de buena fé. Duele pensarlo, aunque mas duele ver lo que se sigue cociendo en el infierno.
Para compensar en el hotel vecino, el Palace Tel-aviv, cinco estrellas, lo tuvieron muy claro. NO se deciros el año de construcción, estos hoteles siempre parecen nuevos, pero si que la seguridad la tienen trabajada en la arquitectura externa (que es la que vimos). La puerta de entrada esta en una esquina por si a algún loco se le ocurre encastar un coche contra ella. No podrá, lo hará contra la pared, tampoco la podran ametrallar ya que esta en el lado ciego de la esquina. Y el paso para subir a la terraza es angosto, estrecho y hay que pasar de uno en uno, después de enseñar el bolso. Quien lo diseñó lo tenia claro, lo que buscaban sus dueños, tal vez seguridad. No sé si fué antes o despues de algun proceso-estafa de paz, a diferencia del centro comercial quien lo diseño no preveia que la paz fuese a venir proximamente. Algun@s la buscan, son minoria, unos son visibles y activistas, otros estan escondidos y dibujan planos donde la proyectan. Tod@s son necesari@s.
Quedan muchas cosas en el tintero, seguiremos informando, besos, toni

3 comentaris:

Waipu Joan ha dit...

Excel.lent crònica carregada de sensacions interessants. Un viatge a "terra santa" amb els ulls d'algú que mira com jo.
Seguirem atents les evolucions.

Josep Maria ha dit...

Gràcies, val la pena.

Tondo Rotondo ha dit...

Una ullada diferent!